Hipoteca en España

Hipotecas en España

No importa si está buscando invertir en Real Estate en España profesionalmente, o si quiere adquirir una primera residencia o una segunda residencia en España, los bancos españoles pueden proporcionarle una hipoteca si puede demostrar que su ratio de endeudamiento es aceptable.

El requisito varía según el banco y el origen de los clientes, pero generalmente los no residentes pueden obtener una financiación de entre el 50% y el 70% del valor de tasación (o el precio de venta si es inferior al valor de tasación), por un máximo plazo de 25 años (se aplican términos menores para las personas mayores), siempre que el pago mensual no supere el 30% de sus ingresos después del pago de los gastos fijos. Las tasas de interés serán algo más caras en comparación con el interés que los residentes españoles pueden obtener.

Requisitos para pedir una hipoteca en España

Los bancos a menudo requieren una gran cantidad de documentos. Afortunadamente, Avalaw lo asesorará a lo largo de todo el proceso, además de llevar a cabo todos los trámites para usted.

  • Su número de DNI / NIE. Tendrá que obtener un número NIE en España antes de solicitar una hipoteca. Afortunadamente, Avalaw puede ayudarte a obtener el número NIE.
  • Contrato de trabajo o prueba de solvencia.
  • Sus últimas 3 nóminas
  • Su última declaración de impuestos.
  • Su pre-acuerdo con el vendedor.
  • Prueba de que el impuesto a la propiedad (IBI) de la casa está pagado
  • Detalles de otras hipotecas o préstamos que pueda tener.
  • Todos los títulos de propiedad, tanto en España como en el extranjero.
  • Certificado de las autoridades laborales (vida laboral), que muestra su historial laboral anterior.
    Registros de sus activos actuales (estados de cuenta bancarios / fondos mutuos, etc.)
  • No residentes: un certificado de no residencia (formulario disponible en el banco)
  • Acuerdos prenupciales, en su caso.
  • Si trabaja por cuenta propia: impuesto local sobre actividades económicas (IAE)
  • Si trabaja por cuenta propia: Registros de sus activos durante los últimos dos años.
  • Si trabaja por cuenta propia: impuesto del IVA que pagó por el último trimestre y el año pasado

Generalmente aquellos no-residentes pueden obtener un financiamiento de entre el 50% y el 65% del valor de tasación (o del valor de venta si es más bajo que el tasado) durante un máximo de 25 años (el plazo es menor para los ciudadanos mayores) mientras el pago mensual no exceda del 30% de sus ingresos después del pago de los costes fijos. Los intereses de un no residente serán más elevados en comparación con los intereses que los residentes españoles pueden obtener.

La manera más fácil y más segura de pagar por el precio final de venta es llevar un cheque bancario certificado emitido por un banco español ante el notario en la fecha de la firma, y cambiar el cheque por el título de transmisión y posesión de la propiedad. Cheques emitidos en el extranjero no se pueden usar, y no es recomendable hacer una transferencia bancaria al comprador antes de recibir el título de propiedad. Después de completar la compra, futuros costes recurrentes (como suministros, gastos de propiedad, etc.) serán pagados directamente desde tu cuenta española.

¿Tiene más dudas? Contacte con nosotros para una primera consultoría gratuita y personalizada. 

Por favor, contáctenme vía:

EmailPhoneWhatsApp